El autocuidado en niños

El autocuidado es un conjunto de acciones encaminadas a cuidar la propia salud física, mental y emocional. Se trata de instaurar hábitos enfocados en nuestro propio bienestar, de hacernos una prioridad. ¿Y por qué es necesario fomentarlo en los niños? Si desde pequeños les inculcamos la idea de que son importantes y valiosos y deben tratarse como tal, estaremos favoreciendo su autoestima y su felicidad. Serán niños más conectados con ellos mismos, con sus necesidades y con su valía. 

Como adultos tenemos el papel de motivar a los niños a desarrollar el autocuidado. Esto les ayudará a ser más felices y autosuficientes.

Durante la infancia, los niños realizan innumerables aprendizajes. Sin embargo, uno de los más importantes es acerca de cómo deben tratarse a sí mismos. Tarde o temprano deberán hacerse cargo de su propia persona, por lo que hemos de enseñarles a relacionarse consigo mismos desde el amor y el respeto.

Cuando un bebé nace, somos los adultos quienes nos encargamos de cuidarlo, pero a medida que el niño crece, los padres tenemos que fomentar su autonomía.

Las bases que se sienten en la infancia se transformarán en hábitos que acompañarán al niño durante su vida, por ello, es necesario transmitirle la importancia de cuidar de uno mismo.

¿Cómo fomentar el autocuidado en los niños?

• Empezando por ti. Para un niño, sus padres son sus máximos referentes. Observará cómo te ocupas de su salud y su bienestar. También aprenderá a hablarse a sí mismo con amor si tú lo has hecho antes.  Pero, además, has de dar ejemplo practicando tu misma el autocuidado. Al ser madre, tus hijos se convierten en tu prioridad y, en ocasiones, resulta complicado encontrar tiempo para ti misma. Pero has de hacerlo, en primer lugar, por ti y, en segundo lugar, porque los niños hacen lo que ven, no lo que se les dice. Así, al cuidar tu cuerpo y tus emociones, les estarás mostrando de primera mano lo fundamental que resulta.

• Ayudando a los niños a desarrollar el autocuidado emocional. Debemos tratar de que se familiaricen con sus emociones, que aprendan a identificarlas y manejarlas. Hemos de conversar con los niños cuando enfrenten dificultades. Así, les guiaremos en la aceptación de las emociones “incómodas” y la búsqueda de las positivas. Con estas acciones estaremos forjando el amor y la responsabilidad por sí mismos. Les estaremos proporcionando valiosos hábitos que les conducirán a una mejor salud física y psíquica, y a una vida más feliz.

Son los grandes aliados de mi familia, medicinas de la tierra que nos ayudan a construir nuestro bienestar de forma muy sencilla y actuando de forma holística: cuerpo, mente, emociones y campo energético.

Si necesitas información acerca de qué aceites esenciales se pueden utilizar en niños y cómo, puedes contactarme.

Si sientes curiosidad por la aromaterapia y el mundo de los aceites esenciales, puedo acompañarte en su iniciación.

Marta Giner Peñalba